miércoles, 27 de noviembre de 2013

Duro duro

Sábado 23, todo perfecto para ir a surfear, pie en condiciones , olas perfectas, playa con poca gente, cámara fuera del agua, todo perfecto.

Entro al agua y después de coger una ola las sensaciones del pie siguen siendo buenas por el momento. Nada más coger la segunda ola, me pongo en pie y noto un dolor increíble en el dedo con un crujido que me hace caerme de la tabla y llegar a la arena lo más rápido posible. Dolor y rabia solo puedo decir.....

Todo pinta a un esguince en el dedo del pie, debido a que esta débil y por cualquier movimiento se ha originado. Todavía estoy con los médicos liado para ver que puede ser exactamente y curarlo de nuevo.

Parece que se me resiste...